Información para el Paciente

Tratamientos actuales para el Queratocono

queratocono

Hoy en día hay nuevas alternativas entre la adaptación a los lentes de contacto y el trasplante. En esta en esta nota vas a encontrar las opciones.

 

Antes de saber sobre sus tratamientos, primero hay que entender de qué se trata el Queratocono.  Esta afección progresiva afecta la córnea, que es el vidrio del ojo ubicado en la parte más externa del ojo. El Queratocono puede llegar a pasar desapercibido en su fase inicial.

La córnea se deforma progresivamente, adoptando una forma cónica irregular, ya que por su debilidad estructural va impidiendo que el tejido cumpla su función óptica y refractiva. Esta deformación puede producir un astigmatismo irregular muy difícil de corregir con el uso de anteojos.

Esta enfermedad degenerativa puede llegar a afectar a personas de una misma línea familiar. Por este motivo, si usted tiene algún antecedente de Queratocono no dude en consultar con su médico especialista ya que 1 de cada 1800 personas padecen de esta problemática.

Etapas del Queratocono

Cuando se sospecha que el paciente sufre de Queratocono el primer tratamiento es el uso de anteojos o lentes de contacto para mejorar la agudeza visual.

La segunda fase comienza cuando se presenta un astigmatismo irregular. En esta etapa el Queratocono debe ser tratado con lentes de contacto permeables o semirrígidos ya que los anteojos no proporcionarán una correcta agudeza visual.

Cuando el paciente ya no tolera los lentes de contacto o no proporcional la agudeza visual requerida, el tratamiento pasa a realizarse con anillos corneales.

Tratamiento del Queratocono y su evolución

Hasta hace no demasiado tiempo, el tratamiento del Queratocono se basaba únicamente en la adaptación de lentes de contacto cuya rigidez permitía corregir la deformación corneal. Pero cuando esta enfermedad avanzaba hacia fases más terminales, se indicaba el trasplante de córnea completo.

Hoy en día existen materiales infinitamente más nobles y con gran variedad de formatos que permiten una tolerancia óptima y resultados visuales más que satisfactorios. Sin embargo, hay alternativas intermedias entre los extremos:

-El Crosslinking permite inducir un aumento de la resistencia de la pared de la córnea mediante la aplicación combinada de Vitamina B e irradiación UV. Este tratamiento no es curativo pero puede controlar y desacelerar la evolución de la enfermedad. Además, puede ser combinado con otras modalidades de tratamiento y es aplicable en cualquier momento, menos en la fase final. Por este motivo se recomienda utilizarlo lo más pronto posible.

La función del Crosslinking es la de generar nuevas uniones, o puentes, entre las cadenas de colágeno corneal existente. Para conseguir esta regeneración se cubre  el tejido corneal con Riboflavina y a continuación se irradia la córnea durante 30 minutos con una luz especial.

-La otra alternativa es la del uso de Anillos Corneales que se colocan en el medio del tejido y permiten mejorar la asimetría que padecen los pacientes con Queratocono.

Los anillos constan de dos segmentos con forma de círculos de un grosor variable según las necesidades de cada paciente. El cirujano los coloca en el interior de la córnea, lejos de la zona central del ojo para evitar el área visual central.

Gracias a su efecto mecánico, tensionan y aplanan la córnea central, produciendo un efecto de regularización del tejido. Estos anillos permanecen invisibles e inmóviles a simple vista, ya que son transparentes como el tejido corneal donde están colocados.